El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Acceso Club
Domingo,
25/08/2019
Andalucia Aragón Asturias Baleares C. La Mancha C. y León Canarias Cantabria Cataluña Ceuta Extremadura Galicia La Rioja Madrid Melilla Murcia Navarra País Vasco Valencia
Dra. María Teresa Barahona (http://mariateresabarahona.com/es/)

23/10/2018

¿Por qué quiero adelgazar?

¿Por qué quiero adelgazar? En el tratamiento del sobrepeso es fundamental el cambio de hábitos: "El problema no son los kilos, el problema es la causa que los provoca. Si no quitamos la causa, no hemos quitado el problema”. Esto lo trabajamos con la terapia comportamental. Un cuaderno, dividido en siete bloques, será la herramienta para identificar qué hay que cambiar y aprender a hacerlo.

Para empezar, planteamos dos primeras preguntas: ¿Por qué quiero adelgazar? y ¿Por qué no querría tener que adelgazar? Vamos a ver cada una de ellas más detenidamente:

¿Por qué quiero adelgazar?

Son muchas las motivaciones que nos pueden llevar a tomar  la decisión de empezar un tratamiento para perder peso: Problemas de salud, imagen, autoconfianza...

¿Por qué no querría tener que adelgazar? 

- No tener necesidad de pensar lo que voy a comer.
- Comer en cada momento lo que me apetezca y la cantidad que quiera.
- No tener que dar explicaciones de lo que hago a alguien.

Os propongo que hagáis vuestras propias listas pensando que sean cosas reales, como, por ejemplo, "quiero pesar 60 kg cuando mi peso saludable es 67 kg", y que sean lo más precisas posibles, como "quiero adelgazar por salud o quiero adelgazar para que me baje el colesterol que tengo alto".

Cuando tengáis las dos listas hechas, veremos si quiero o no quiero adelgazar, “pesando” ambas y obteniendo lo que se llama balance emocional:
 
- La primera “pesada” será por número de cosas que tengo en las dos listas. Si por ejemplo en “Por qué quiero…” tengo cuatro motivaciones y en “Por qué no querría …” tengo siete, claramente son más las cosas por las “no querría” que por las “que quiero”.

- La segunda “pesada” la haremos dando una puntuación del uno al diez a cada una de las motivaciones de las dos listas, siendo el uno lo poco importante para mí y el diez lo muy importante. Sumaré todas las puntaciones de la lista “Por qué quiero…” y las de “por qué no querría…” y las “pesaré". 

Ejemplo:

Las puntuaciones de “por qué quiero” son: 4+5+10+10, suman 29.

Las puntuaciones de “por qué no querría” son 3+4+1+2+3+5+5, suman 23.
 
¿Qué lectura saco de esto? Según la primera “pesada” son más las cosas por las que no querría  adelgazar que por las que quiero hacerlo, pero según la segunda “pesada” no son tan importantes para mí.

Luego, según mi balance emocional son más las cosas que me hacen tomar la decisión de querer perder peso que las que me impedirían hacerlo y esto es una muy buena motivación para hacerlo.

Dra. María Teresa Barahona (http://mariateresabarahona.com/es/)

Blogs Otros Articulos
 
Comentarios
No existen comentarios aún para esta noticia.
Envia a un amigo
De
Para (Email)
Dedicatoria
   
Deportistas Nº 83

Munideporte.com | Copyright 2011: Equipo de Gestin Cultural, S.A. Todos los derechos reservados
HSNET , patrocinador tecnolgico de Munideporte