Acceso Club
Lunes,
28/11/2022
Andalucia Aragón Asturias Baleares C. La Mancha C. y León Canarias Cantabria Cataluña Ceuta Extremadura Galicia La Rioja Madrid Melilla Murcia Navarra País Vasco Valencia
El CPFCM se une a la celebración de Movember

18/11/2022

La fisioterapia ayuda a recuperarse a pacientes de cáncer de próstata

La fisioterapia ayuda a recuperarse a pacientes de cáncer de próstata El mes de noviembre está dedicado a visibilizar patologías oncológicas masculinas. El Colegio de Fisioterapeutas de Madrid se une a “Movember” y recuerda que esta especialidad ayuda en la recuperación de los pacientes de cáncer de próstata.

En España, el cáncer de próstata es el más frecuente en hombres y se estima que habrá cerca de 31.000 nuevos casos en 2022, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM) se une a “Movember”, recordando el papel que la fisioterapia desarrolla ayudando a mitigar cuestiones como dolor, retracción, disfunción sexual o incontinencia a las personas afectadas (entre otros síntomas) favoreciendo que cada paciente desarrolle una vida lo más normal posible.

Carmen Mar Rodríguez Peñas, secretaria general del CPFCM, explica que “tras un proceso quirúrgico o radioterápico son frecuentes síntomas como la incontinencia urinaria, el dolor pélvico, de testículos o pene, disfunción sexual u otros síntomas como la plenitud de recto. También pueden aparecer otras patologías, como linfedema, o problemas como cambios de peso, pérdida de masa muscular, fatiga o problemas de alteraciones cardiovasculares, entre otros”.

Tras una primera visita obligada al urólogo, es importante acudir a un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico si existen síntomas tales como incontinencia de orina, gases o heces; aumento o urgencia miccional; sensación de vaciado incompleto de vejiga; debilidad del “chorro de orina”, lento o sin fuerza; o problemas de erección, eyaculación o pérdida de sensibilidad en las relaciones sexuales.

Cada fisioterapeuta valorará y prescribirá al paciente un tratamiento personalizado con asesoramiento sobre cómo tiene que trabajar (los músculos que tiene que potenciar dentro de la esfera urogenital) y los ejercicios necesarios para lograrlo, así como la integración de los mismos que necesita en sus actividades cotidianas. Durante el proceso debe existir un seguimiento exhaustivo del paciente por parte de su fisioterapeuta, para controlar si está realizando correctamente esos ejercicios y la evolución.

Los pacientes que inician un proceso de tratamiento o rehabilitación de suelo pélvico han de aprender cómo se realiza una correcta contracción muscular. Es decir, cómo se contrae un músculo para poder potenciarlo. Muchas personas compensan con otros grupos musculares de la pelvis y no por ello están contrayendo adecuadamente.

A partir de ahí, el paciente realizará contracciones mantenidas en el tiempo para trabajar la resistencia -o cortas, para trabajar la fuerza-, en diferentes niveles, subiendo desde la zona anal, pasando por la zona testicular y llegando hasta la zona del bajo vientre (músculo transverso del abdomen).

Igual de importante es el trabajo de contracción como el de relajación, los pacientes deben aprender a relajar totalmente su suelo pélvico. Existen patologías por exceso de tono muscular en el mismo.

La fisioterapia emplea otras técnicas en suelo pélvico, como la terapia manual, la radiofrecuencia, electroestimulación o la reeducación de la respiración con ejercicios de tonificación o de relajación, entre otros.

Rodríguez Peñas señala que “los tratamientos son muy efectivos, ya que ayudan a reactivar la musculatura e integrarla, pero la rapidez o eficacia va íntimamente ligada a la constancia del paciente y a sus hábitos diarios”.

EL ORIGEN DE “MOVEMBER”

Este movimiento nació en Australia en 2003, promovido por un grupo de jóvenes que querían ayudar a un amigo con cáncer de próstata. Para visibilizar la enfermedad se dejaron crecer el bigote solo durante el mes noviembre. También se fueron uniendo mujeres con bigotes postizos.

De ahí viene el término: contracción de las palabras inglesas moustache (bigote) y November (noviembre).

Desde entonces se ha extendido por todo el mundo y a lo largo de este mes se desarrollan eventos con el fin de concienciar sobre el cáncer de próstata, de testículo y otras patologías relacionadas y para recaudar fondos que apoyen la lucha contra estas enfermedades.

Munideporte.com

 
Comentarios
No existen comentarios aún para esta noticia.
Envia a un amigo
De
Para (Email)
Dedicatoria
   
Deportistas Nº 96

Munideporte.com | Copyright 2011: Equipo de Gestin Cultural, S.A. Todos los derechos reservados
HSNET , patrocinador tecnolgico de Munideporte