Acceso Club
Lunes,
28/11/2022
Andalucia Aragón Asturias Baleares C. La Mancha C. y León Canarias Cantabria Cataluña Ceuta Extremadura Galicia La Rioja Madrid Melilla Murcia Navarra País Vasco Valencia
Estudio de IMDEA Alimentación

16/11/2022

La variante genética FNIP2 puede predisponer a estar más delgados

La variante genética FNIP2 puede predisponer a estar más delgados Un estudio del Instituto IMDEA Alimentación, adscrito a la Comunidad de Madrid, concluye que existe una variante genética (FNIP2) que puede predisponer a las personas que lo portan a estar más delgados y acumular menos grasa.

En la población general, los genes influyen un 20% en nuestro peso corporal, según determinan los estudios que en los últimos años han analizado el genoma completo de decenas de miles de personas. Algunos de esos factores genéticos ya se conocen. Se han identificado cerca de un centenar de variantes genéticas que aumentan moderadamente la probabilidad de tener un Índice de Masa Corporal elevado.

Ahora, investigadores de IMDEA Alimentación y del CNIO acaban de identificar una nueva. El trabajo ha sido desarrollado por Lara P. Fernández, del Instituto IMDEA Alimentación, y Nerea Deleyto Seldas (CNIO).

Dentro de estos factores genéticos, es muy importante determinar el papel que desempeñan rutas específicas, como es el caso de la señalización de nutrientes dentro de la célula, así como su relación con el estilo de vida.

Las variantes de un gen son versiones ligeramente distintas de ese gen, que muchas veces no suelen traducirse en cambios visibles en el organismo. Pero en esta ocasión, sí. Esta variante afecta a la cantidad de grasa que acumula el cuerpo y los autores muestran que es especialmente frecuente en Europa. Se estima que está presente en casi el 60% de la población europea.

Ana Ramírez de Molina, directora del Instituto IMDEA Alimentación, considera que “el conocimiento de la implicación de la ruta de detección celular de nutrientes en la obesidad puede tener implicaciones en el desarrollo y aplicación de estrategias personalizadas en prevención y tratamiento de la obesidad”.

Para Alejo Efeyan, jefe del Grupo de Metabolismo y Señalización Celular del CNIO, “el hallazgo supone un paso más en la comprensión de los componentes genéticos de la obesidad”.

El sobrepeso y la obesidad se definen por una acumulación anómala o excesiva de grasa que afecta a la salud. “Para buscar variantes genéticas que influyen en el fenómeno, y las alteraciones metabólicas asociadas, recabamos de 790 voluntarios sanos, material genético y datos como el peso; el Índice de Masa Corporal; las cantidades de grasa total y visceral; la cantidad de masa muscular; y los perímetros de cintura y cadera, entre otros”, comenta Ana Ramírez de Molina.

En IMDEA Alimentación se estudiaron las posibles asociaciones de estos parámetros con 48 variantes genéticas determinadas, seleccionadas por su posible relevancia funcional: “Detectamos una correlación significativa entre una de esas variantes en el gen FNIP2, y muchos de estos parámetros relacionados con la obesidad”.

Después, el equipo del CNIO estudió el efecto de esta variante en ratones (que previamente habían sido modificados genéticamente para lograr que la expresaran). Los investigadores comprobaron que los ratones con esta variante, asociada en personas a una constitución delgada, tienen entre un 10% y un 15% menos de grasa que sus homólogos no portadores. Además, los animales modificados genéticamente no presentaron otras alteraciones ni diferencias. El resultado es muy impactante, porque basta el cambio de una sola letra en todo el genoma de ratón para replicar lo observado en la variante humana.

La importancia de la variante detectada reside en que está asociada con la ruta de señales bioquímicas que indica a la célula los nutrientes que tiene disponibles. Ahora hay que estudiar por qué un pequeño cambio genético afecta a la tendencia a ser de constitución delgada.

Los investigadores observaron, además, que esta variante determina la expresión del propio gen FNIP2: “El hecho de que esta variante genética se asocie a una expresión diferencial del gen da esperanzas a su posible regulación, con importantes implicaciones futuras en la prevención y tratamiento de la obesidad y otras alteraciones metabólicas”.

El hallazgo abre otros interrogantes que atañen a otras áreas de la ciencia, como qué presiones evolutivas favorecieron la selección de esta variante y en qué momento ocurrió.

Para acceder al estudio (en inglés), pinche aquí.

Munideporte.com

 
Comentarios
No existen comentarios aún para esta noticia.
Envia a un amigo
De
Para (Email)
Dedicatoria
   
Deportistas Nº 96

Munideporte.com | Copyright 2011: Equipo de Gestin Cultural, S.A. Todos los derechos reservados
HSNET , patrocinador tecnolgico de Munideporte