El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Acceso Club
Lunes,
21/05/2018
Andalucia Aragón Asturias Baleares C. La Mancha C. y León Canarias Cantabria Cataluña Ceuta Extremadura Galicia La Rioja Madrid Melilla Murcia Navarra País Vasco Valencia
Antonio Montalvo de Lamo, experto en deporte municipal y paralímpico

03/05/2018

La nueva Ley del Deporte

La nueva Ley del Deporte La nueva Ley del Deporte es una petición que se viene solicitando desde prácticamente todos los sectores y que, en los últimos años, se asumía por los Órganos Rectores del Deporte Español, pero que, finalmente, por falta de voluntad política, no se ha elaborado. Se han parcheado o modificado normativas que no había más remedio que acometerlas.

Pero en su conjunto no se ha abordado un proyecto general que partiera desde la reflexión y el análisis de las diferentes formaciones políticas y de todos aquellos que componen el sistema deportivo español, federaciones deportivas, deportistas, técnicos…, sin olvidarnos de la industria del deporte, fabricantes, empresas deportivas y un amplio conjunto de entidades privadas que alrededor de la actividad física y el deporte, favorecen y ayudan a lo que es en la actualidad.

Por todo lo expuesto, la aprobación en el Senado de  la creación de una ponencia de estudio que pretende impulsar la ley es una buena noticia que ojalá a medio plazo actualice y modernice nuestro actual sistema.

La elaboración de la ley deberá fijar una nueva ruta que afronte retos y desafíos del futuro de nuestro deporte que en los últimos años venía sufriendo una erosión en las estructuras que lo cimientan.

Venimos de una legislación del año 90, que fue la que sentó las bases de nuestro modelo deportivo, que en la década anterior sufrió un enorme retraso en relación con los países de nuestro entorno en equipamientos e infraestructuras, con un asociacionismo muy débil, tanto en número como en calidad del mismo, y con graves carencias en el resto de campos que fundamentan la fortaleza del deporte, profesionales de la Educación Física, formación de técnicos y todo ello con una democracia que se iba consolidando. La referencia y puesta de largo de esos momentos fue Barcelona 92, evento y explosión que en trascurso de los siguientes años dio lugar a los numerosos y mayores éxitos de nuestro deporte.

En esta misma tribuna, hace algunos años, reflexionaba sobre la necesidad de la Ley, con ocasión de la comparecencia del anterior Secretario de Estado para el Deporte en la comisión de Educación del Congreso de los Diputados (julio de 2012) y entendía que se evidenciaban signos del desgaste en el modelo deportivo español, señales todas ellas fruto de los cambios continuos que se producen en el deporte y en la propia sociedad y que, por tanto, se necesitaba un nuevo marco que actualizara la evolución que se había producido desde la Ley del 90.

En atención a todo ello es saludable que en una primera instancia se pongan de acuerdo todos los partidos políticos en analizar la nueva Ley para que a partir de ahí se inicie un proceso abierto y participativo de todos los componentes del deporte en su elaboración, que concluya con la promulgación de una normativa moderna y que nos adapte y actualice a la realidad del siglo XXI.

Muchos y variados son los temas que deberá recoger y regular entre los que destacaría:
- Un nuevo régimen jurídico del deporte profesional donde se diferenciaran las ligas profesionales del resto de ligas de rendimiento y se establecieran los cauces y conexiones de ambas, el papel de las federaciones, etc.

- Un nuevo modelo asociativo que adapte a las federaciones deportivas al papel que juegan en la actualidad, regidas por principio democráticos, diferenciadas y reordenadas por criterios que atiendan a su implantación y arraigo, dimensión, viabilidad económica y transparencias.

- La definición de un nuevo escenario de las entidades o clubes deportivos de base, adaptado a la evolución y los cambios que se han producido en el deporte en los últimos años, papel del voluntariado, posibilidad de exenciones fiscales.

- La modificación de la regulación de los beneficios fiscales y el Patrocinio del Deporte. Entiendo que debería ser una de las piedras angulares sobre la que se sustentara el deporte. Un nuevo modelo que garantice, incentive y apoye a un sistema deportivo como el nuestro de economía público-privada. Además de una reducción del IVA en las actividades deportivas y equipamiento deportivo.

Seguro que de ese estudio riguroso y pormenorizado saldrán muchos más temas de interés que yo no he enunciado porque no era el objeto de esta reflexión, que ha sido el de urgir de la necesidad imperiosa de que se elabore una nueva Ley del Deporte.

Antonio Montalvo de Lamo, experto en deporte municipal y paralímpico

Blogs Otros Articulos
 
Comentarios
No existen comentarios aún para esta noticia.
Envia a un amigo
De
Para (Email)
Dedicatoria
   
Deportistas Nº 78

Munideporte.com | Copyright 2011: Equipo de Gestin Cultural, S.A. Todos los derechos reservados
HSNET , patrocinador tecnolgico de Munideporte